El último avión de Tablada: CASA/Dornier C-127

Un CASA/Dornier C-127 (U.9) preside la explanada central de la Base de Tablada. Fabricado en España por CASA en número de 50 unidades, este modelo fue el primero diseñado en Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

Un CASA/Dornier C-127 (U.9) preside la explanada central de la Base de Tablada. Fabricado en España por CASA en número de 50 unidades, este modelo fue el primero diseñado en Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

Hoy, 24 de marzo, se cumple un año del inicio de esta bonita aventura. Un año de vida cumple este blog, un año de esfuerzos, de sorpresas y de muchísimas satisfacciones. Muchos retos que este pequeño equipo ha podido solventar, con paciencia, trabajo y humildad. Sobre todo, el sentido común, la profesionalidad y el conocimiento técnico que alguien como Ángela Escobar ha aportado, incansable, a este humilde rincón aeronáutico y ha permitido hacerlo crecer, impulsarlo y vincularlo con el futuro de las redes sociales. Gracias a ella y gracias a los que de forma regular o esporádica han entrado aquí a leer viejas y nuevas historias de estos queridos pájaros.

Por eso no podríamos celebrar este primer año juntos de forma mejor que hablando de Historia. De historia de la aviación, de las gestas de los aviadores españoles y del marco que las albergó. Como hace un año, hablaremos de la sevillana Base de Tablada y del último avión que operó en sus viejas pistas: el CASA/Dornier C-127.

CASA C-127 (U.9) calienta motores con los calzos aún puestos (fuente: /www.ejercitodelaire.mde.es)

Un CASA C-127 (U.9) calienta motores con los calzos aún puestos (fuente: /www.ejercitodelaire.mde.es)

Comenzábamos nuestra andadura en este blog con una efeméride fundamental en la historia de la aviación española y en la historia local de la ciudad de Sevilla. Aquel 24 de marzo de 1929 despegaba de la Base sevillana de Tablada el C.A.S.A. Breguet XIX GR Bidón Jesús del Gran Poder listo para comparecer en su cita con la historia y, tras 43 horas y 50 minutos, llegar a la ciudad de Bahía (Brasil). Fue una gesta histórica y una demostración, otra más, de la calidad y capacidad de la aviación española cuando se le requería para un reto. Tantos y tantos retos, efemérides, hazañas y anécdotas en los que es difícil no tener a esta histórica Base Aérea como protagonista y que los españoles en general, y los sevillanos en particular, empiezan, aunque modestamente, a conocer y reconocer. Y es sorprendente, porque Tablada fue uno de los puntales del desarrollo de una ciudad de pasado glorioso, presente adormecido y futuro de interrogantes como ha sido, y casi diría que sigue siendo, Sevilla. Confío en que poco a poco ese desconocimiento pase a ser orgullo por parte de sus habitantes.

Tablada languideció poco a poco tras haber sido capital durante la Guerra Civil y convertirse tras la finalización de la misma incluso en sede de la Segunda Región Aérea, albergando dos Alas de aviones de combate: Ala 25 de bombardeo ligero, equipada con sus C.A.S.A. C-2111 y el Ala 7 (luego Ala 47) de cazabombarderos con sus Hispano Aviación HA-1112. La aviación crecía, se hacía más compleja y, aunque con mucho retraso en España, se modernizaba. La introducción de los reactores en el Ejército del Aire que suministraban los norteamericanos y que requerían pistas asfaltadas mucho más largas convirtieron a Tablada en una base en vías de desaparición. Los aviones de pistón eran su último recurso y cada vez escaseaban más en los inventarios.

Una C-127 con designación L.9 (posteriormente U.9) en la vieja Tablada un caluroso día de julio de 1977. Obsérvese al fondo la línea de cansados Douglas C-54 Skymaster de transporte, esperando un futuro incierto(fuente: Antonio Camarasa - Iberian Spotters /Airliners.net)

Una C-127 con designación L.9 (posteriormente U.9) en la vieja Tablada un caluroso día de julio de 1977. Obsérvese al fondo la línea de cansados Douglas C-54 Skymaster de transporte, esperando un futuro incierto (fuente: Antonio Camarasa – Iberian Spotters /Airliners.net)

Cuando en 1965 se disolvió el Ala 47 y los anacrónicos Hispano fueron dados de baja, Tablada casi era una sombra de los que había sido. Aceptó otras funciones y cometidos, pero la actividad aeronáutica fue cada vez más esporádica. Quizá fuera porque, como aquellos hermosos aviones que había acogido, fabricado y mantenido, pertenecían a otra época. Finalmente, la propia expansión de la ciudad le dio la puntilla, al dividir el trazado de la ronda de circunvalación las instalaciones y las pistas de vuelo. No valieron de nada las alternativas planteadas, y el Plan de Ordenación Urbana de 1985 iba a terminar con aquel viejo aeródromo. Tablada tiene su porvenir asegurado, porque alberga al Grupo Móvil de Control Aéreo (GRUMOCA), a la Maestranza Aérea de Sevilla (MAESE) y al Segundo Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (SEADA), pero el último vuelo de un avión en Tablada data del 31 de marzo de 1990, y no hay mejor manera, en tal caso, que celebrar este primer aniversario recordando de que avión se trataba el que cerró ocho décadas de historia.

Motor de aviación, de seis cilindros opuestos y utilizado en aviones como el CASA Dornier Do-27. Era capaz de desarrollar 340 Hp a nivel del mar.

El CASA Dornier Do-27 montaba el motor norteamericano Lycoming GO-480-B1A6, de seis cilindros opuestos y refrigerado por aire. En algunas versiones, con inyección de combustible, eran capaces de dar 340 hp al nivel del mar. Las montadas en España, con carburación, desarrollaban unos suficientes 270 hp.

No era el protagonista uno de aquellos magníficos bimotores C.A.S.A. C-2111, o los añorados Hispano Aviación HA-200 Saeta, aviones ya vetustos pero no por ello con menos pedigrí en nuestra aviación patria. Sin embargo, sirvió muchos años, y muy bien, en el Ejército del Aire. Se trataba del C.A.S.A. Dornier Do-27, un avión de enlace que tuvo origen alemán pero construcción muy española. Un avión como éste podría ser denominado por el gran público como una “avioneta”, pero le daremos desde aquí una descripción más completa.

Su historia se inicia en 1949, cuando el ingeniero y constructor alemán Claudius Dornier decide reiniciar su actividad industrial, aunque de forma tímida, en Madrid. La República Federal Alemana surgida tras la derrota de la guerra tenía prohibida toda actividad aeronáutica y muchos constructores se dirigieron a España, antigua aliada, para desarrollar nuevos proyectos. Si Willy Messerschmitt había trabajado para la Hispano Aviación, Dornier se puso a trabajar como consultor para Construcciones Aeronáuticas S.A. (C.A.S.A.), trabajando en un avión monomotor de pequeño tamaño y ala alta, denominado Do-25 y que se inspiraba en las magníficas características de la mítica Fieseler Fi 156 Storch de la Luftwaffe. Verdaderamente el ingeniero germano pensaba en volver a fabricar aviones en Alemania en cuanto le fuese posible, pero en aquel momento diseñó su avión contando los requerimientos de los militares españoles, que demandaban aviones de enlace sencillos y robustos para sustituir su precaria y envejecida flota de Storch supervivientes, así como una veintena de Stinson 108-3 Voyager norteamericanas.

Relucientes y aún sin matricular, esta línea de C-127 luce orgullosa tras salir de la cadena de montaje de la Maestranza Aérea de Tablada. Parte de los hangares sobreviven aún (fuente: www.jaon.es)

Relucientes y aún sin matricular, esta línea de C-127 luce orgullosa tras salir de la cadena de montaje de la Maestranza Aérea de Tablada. Parte de los hangares sobreviven aún (fuente: www.jaon.es)

El prototipo efectuó su primer vuelo de pruebas el 25 de Junio de 1954 en Tablada propulsado por un motor nacional ENMASA Tigre G-IVB de 4 cilindros y 150 hp, aunque el segundo ejemplar montó un propulsor más potente y afinado, el Continental O-470J de 6 cilindros y 225 hp. La prohibición acabó en 1954 y Dornier, ya Dornier Flugzeugwerke, pudo empezar a fabricar el modelo en Alemania, modificando el proyecto original y denominándolo Do-27. Con sus alas en posición alta, sin montantes, su robusto fuselaje con tren de aterrizaje fijo, su parabrisas panorámico y su capacidad de 4 a 6 pasajeros, se convertía en un aeroplano muy útil y capaz. Los enormes flaps que llevaba le permitían unas capacidades STOL impresionantes, siendo capaz de aterrizar y despegar en un espacio muy corto de terreno. El prototipo alemán, con un motor Lycoming GO-480,  voló por primera vez el 27 de junio de 1955 y la renacida Luftwaffe se interesó de inmediato en el nuevo modelo, aunque también tuviera un nutrido mercado civil. Fue el primer modelo alemán surgido en la posguerra.

Vista posterior de la C-127 perteneciente a la 407 escuadrilla y emplazada en Tablada. Obsérvese el parabrisas panorámico, los enormes flaps que le daban esas sensacionales prestaciones STOL y la ausencia de tirantes entre ala y fuselaje

Vista posterior de la C-127 perteneciente a la 407 escuadrilla y emplazada en Tablada. Obsérvese el parabrisas panorámico, los enormes flaps que le daban esas sensacionales prestaciones STOL y la ausencia de tirantes entre ala y fuselaje

España, mientras tanto, también estaba interesada mediante  en la construcción bajo licencia de dicho modelo y, denominada como C-127, fue ensamblada en la Maestranza Aérea de Tablada en número de 50 unidades. La primera unidad voló en diciembre de 1959 y se entregó la última unidad en 1962. Este robusto avión, que recibió la denominación militar U.9, tuvo durante toda su vida operativa múltiples cometidos, sirviendo como avión de enlace, transporte de material y tropas, rescate, remolcador de veleros y soporte cartográfico o fotográfico. Además, hacia 1973 se adquirieron  a la Lutwaffe un total de 26 aparatos más de factura alemana. Era una fiable asistente y un fiel “chico de los recados” y operó en varias escuadrillas de muchas bases de España, además de ser utilizada, muy satisfactoriamente por varios aeroclubs civiles. En Tablada fue operada finalmente por la 407 Escuadrilla, la última unidad que quedaba operativa en la vieja base y que aquel 31 de marzo de 1990 despegó de su pista principal para trasladarse a la base de Morón de la Frontera, su nueva sede. Cuando se alzó al aire de Sevilla, se cerraron ochenta años de historia de la aviación española y por supuesto, de la historia de esta ciudad tantas veces sin memoria. No es por tanto de extrañar que una de aquellas venerables máquinas presida el Memorial Conmemorativo que reúne todas y cada una de las efemérides acaecidas en este lugar histórico, frente a la Capilla de Nuestra Señora de Loreto, patrona de la aviación. Al menos en esta ocasión, “El viejo guerrero” tiene un lugar de privilegio.

Homenaje al CASA-Dornier C-127 en el primer aniversario de AeroHispanoBlog

Especificaciones CASA/Dornier C-127

  • Origen: Construcciones Aeronáuticas S.A. (Licencia Dornier Flugzeugwerke).
  • Planta motriz: Un motor lineal de seis cilindros opuestos Lycoming GO-480-B1A6, refrigerado por aire, de 270 HP al despegue.
  • Dimensiones: Envergadura: 12 m. Longitud: 9,60 m. Altura: 2,80 m.
  • Pesos: En vacío: 985 kg. Máximo al despegue: 1.600 kg.
  • Prestaciones: Velocidad máxima (vuelo nivelado): 250 km/h. Velocidad de crucero. 211 km/h. Techo de servicio: 6.200 m. Alcance máximo: 1.700 km.
  • Tripulación: 1/2.
  • Capacidad: 4/6 pasajeros.

Bibliografía consultada:

Pecker, B.; Pérez Grange, C. (1983). Crónica de la aviación española. Madrid: Silex Ediciones.

Salas, N. (2010). Tablada. Crónica de un siglo de aviación. Sevilla: Guadalturia Ediciones.

González Serrano, J. L.; Permuy López, Rafael A. (2010). Aviación Militar española. Madrid: Tikal Ediciones.

Angelucci, E., Matricardi, P., (1979). Aviones de todo el mundo. Tomo V: Modelos civiles desde 1935 a 1960. Madrid: Espasa-Calpe.

Ejército del aire (2013). Disponible en: http://www.ejercitodelaire.mde.es/ 

Ochenta años después del primer vuelo, el aeródromo de Tablada se cierra a las actividades aéreas: http://hemeroteca.abcdesevilla.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/sevilla/abc.sevilla/1990/03/25/045.html

Comparte en tus redes sociales...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

3 thoughts on “El último avión de Tablada: CASA/Dornier C-127

  1. Me ha agradado encontrar este blog, saludos del que fue el último Jefe de la 407 Escuadrilla de FFAA y uno de los pilotos que hicimos el último vuelo para dejar los aviones en la Base Aérea de Moron.
    Saludos tambien para el creador del blog, para todos los aficionados aeronáuticos y para todos aquellos que pertenecieron a esa unidad y han hecho una escala en este blog.

    • Muchas gracias por sus palabras. Es un enorme orgullo que este modesto blog haya despertado el interés de un protagonista como usted de la historia de la aviación española en general y de la historia de esta Base Aérea en particular, motivo de orgullo para Sevilla y para España.
      Contribuir, aunque sea un grano de arena, a poder recordar el pasado de nuestro EA, es el motivo más grande de satisfacción para mí. MUCHAS GRACIAS.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.