Las otras Fortalezas Volantes (I): Piaggio P.108

Oficiales de la Regia Aeronáutica inspeccionan uno de los nuevos Piaggio P.108B

Oficiales de la Regia Aeronáutica inspeccionan uno de los nuevos Piaggio P.108B

Cuando, en aquel lejano año de 1935, aquel periodista denominó, refiriéndose al nuevo proyecto de la compañía aeronáutica  Boeing de un modernísimo avión cuatrimotor de bombardeo totalmente metálico, con sus cinco torretas defensivas y denominado Modelo 299, como “una verdadera fortaleza volante”, tras verlo en su vuelo inaugural, no se imaginaba cuán afortunado sería el nuevo término acuñado. Sin duda, tal descripción se aplica absolutamente a aquel avión, el célebre B-17. Sin embargo, existieron en otras fuerzas armadas aeroplanos que, aunque mucho más desconocidos, muy bien pudieron recibir este calificativo. Uno de ellos fue el bombardero pesado italiano Piaggio P.108.

Un Piaggio P.108B inicia el carreteo antes de despegar para una misión nocturna en el Mediterráneo

Un Piaggio P.108B inicia el carreteo antes de despegar para una misión nocturna en el Mediterráneo

Quizá una de las máquinas más interesantes de entre la producción italiana de biplanos de cabina abierta, elegantes monoplanos con mucho potencial pero de los que solo se vieron escasos ejemplares terminados (e incluso tan solo prototipos) y exóticos trimotores, durante la Segunda Guerra Mundial. Este bombardero estratégico era posiblemente una de las escasas aeronaves competitivas con sus competidores internacionales. Sin embargo, su escasa producción, fruto de la caótica estructura industrial transalpina, hizo que su silueta estuviera entre las más desconocidas de la aviación militar de la época.

Dotación completa de un P.108B posa en una fotografía propagandística de la época

La dotación completa de un P.108B posa en una fotografía propagandística de la época. Obsérvese los aviones que aparecen estacionados al fondo, trimotores SIAI Marchetti SM.79 de bombardeo.

El diseño del Piaggio P.108 corresponde al ingeniero Giovanni Casiraghi, un competente profesional con experiencia previa (entre 1927 y 1936) en la industria aeronáutica norteamericana. Casiraghi planificó en 1939 un monoplano cuatrimotor de ala baja, completamente metálico, fabricado en duraluminio, con tren de aterrizaje retráctil. Estaba propulsado por cuatro radiales de 18 cilindros Piaggio P.XII y contaba con tanques de carburante autosellantes. El avión era capaz de cargar tres toneladas y media de bombas y estaba defendido por varias ametralladoras en distintas posiciones, siendo destacables por su carácter innovador, la disposición de las dos torretas sobre las barquillas de los motores exteriores y accionadas por control remoto. El gran bombardero sembró en seguida el interés entre los militares, ya que la Regia Aeronautica no contaba, ni de lejos, con nada parecido en su arsenal, sobre todo al compararlo con los ya anticuados SIAI Marchetti SM.79, Fiat BR.20 o CANT Z.1007 bis. En noviembre de aquel mismo año efectuó su primer vuelo, llevándose a cabo a partir de entonces una serie de pruebas y mejoras en la lentísima cadena de montaje, así como el inicio del adiestramiento de las tripulaciones que lo volarían, adscritas a la 274 Squadriglia en Grande Raggio (bombardeo de largo radio de acción).

Piaggio P.108B en pleno vuelo

Piaggio P.108B en pleno vuelo

Pero tan lentos fueron estos procesos, debido entre otras cosas a la falta de capacidad económica e industrial, e incluyendo una serie de gravísimos accidentes  (a modo de curiosidad indicar que pilotando de estos aviones se mató Bruno Mussolini, hijo del Duce, el 7 de agosto de 1941, al efectuar el aterrizaje demasiado lento y entrar en pérdida), que la “fortaleza volante italiana”, en su versión estándar P.108B no efectuó su primera misión hasta junio de 1942, un ataque nocturno sobre Gibraltar (bastante insatisfactorio, por cierto). Los primeros ejemplares terminados de estos grandes bombarderos serían utilizados en raids contra Gibraltar y Argelia (para estorbar la Operación Torch, el desembarco aliado en África), operando desde aeródromos de Cerdeña. A pesar de su evidente potencial, tan solo fueron construidas 24 unidades de este modelo hasta el armisticio, a los que pueden añadirse las versiones P.108A (antibuque), P.108T de transporte militar,  con un volumen interno de carga de  77 m³ (y capaz de transportar hasta sesenta infantes) y la P.108C de transporte civil (capaz de acomodar hasta 32 pasajeros, siendo el primer avión italiano presurizado), construidas entre todas en escaso número y utilizadas por las unidades de transporte de la Luftwaffe hasta el final de la guerra.

Piaggio P.108, fortaleza volante italiana

Especificaciones Piaggio P.108B:

  • Origen: S.A. Piaggio & C.
  • Planta motriz: Cuatro motores radiales, de 18 cilindros en doble estrella Piaggio P.XII RC 35 Tornado, refrigerados por aire, de 1.350 hp. al despegue cada uno.
  • Dimensiones: Envergadura: 32 m. Longitud: 22,92 m. Altura: 7,70 m.
  • Pesos: Vacío: 17.325 kg. Máximo al despegue: 29.885 kg.
  • Prestaciones: Velocidad máxima: 420 km/h a 3.900 metros. Techo de servicio: 8.050 m. Alcance operativo: 3.520 km.
  • Armamento: Dos ametralladoras Breda-SAFAT de 7,7 mm en dos ventanillas laterales; una ametralladora Breda-SAFAT de 12,7 mm en el morro; una ametralladora de igual tipo en posición ventral; dos torretas teledirigidas retráctiles sobre los motores exteriores disparando hacía atrás con dos Breda-SAFAT de 12,7 mm cada una. Capacidad máxima de bombas: 3.500 kg.
  • Tripulación: 6/7.

Bibliografía consultada:

Angelucci, E.; Matricardi, P. (1979). Aviones de todo el mundo. Tomo IV: La Segunda Guerra Mundial (I parte). Madrid: Espasa-Calpe.

Angelucci, E.; Matricardi, P. (1979). Aviones de todo el mundo. Tomo V: Modelos civiles desde 1935 hasta 1960. Madrid: Espasa-Calpe.

Comparte en tus redes sociales...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.