Sevilla y la celebración del 75º Aniversario del Ejército del Aire

Logotipo diseñado por el Ejército del Aire para la celebración de su 75 aniversario . Fuente: ejercitodelaire.mde.es

Logotipo diseñado por el Ejército del Aire para la celebración de su 75 aniversario . Fuente: ejercitodelaire.mde.es

Este año de 2014 que recién estrenamos, el Ejército del Aire español cumple sus bodas de diamante. Desde ya un lejano 7 de octubre de 1939, el arma aérea española tenía entidad propia y se convertía en una organización independiente de los otros dos ejércitos y en igualdad con ellos. Han sido setenta y cinco años de dedicación plena a las funciones que les fueron encomendadas, en bastantes ocasiones con insuficientes medios para cumplirlas, pero suplidas con el espíritu de profesionalidad y servicio que siempre caracterizaron a su equipo humano.

Por tal razón, se han abierto recientemente en los Reales Alcázares de la ciudad de Sevilla un ciclo de actos que inauguran este año de celebraciones por tan señalado acontecimiento. La crisis, sin duda, ha impedido que estas celebraciones sean más fastuosas, pero una institución con una historia tan dilatada y gloriosa como la del Ejército del Aire implica que sea tan interesante en cualquier caso. Nada más y nada menos que setenta son las actividades organizadas durante todo el año por toda la geografía española, dedicadas no solo a los estudiosos e historiadores, sino también a niños y jóvenes universitarios, que deben aprovechar para conocer esta importante faceta de la historia de España.

No podría ser otra ciudad que Sevilla la que abriera estas celebraciones. Una ciudad que fue cuna (junto a Cuatro Vientos) de la aviación española, albergó (y alberga) las más punteras instalaciones fabriles de la aeronáutica y  sus cielos vieron gestar muchas de las grandes epopeyas de los grandes héroes de nuestra aviación. Desde la vieja e histórica base de Tablada despegó el Jesús del Gran Poder” y el “Cuatro Vientos” y se concluyó el primer puente aéreo de la historia, en julio de 1936.

Impresionante fotografía donde tres aviones históricos del Ejército del Aire sobrevuelan los cielos de Morón (Sevilla): Un CASA 2111 es flanqueado por un Hispano HA-220 SuperSaeta y un Northrop F-5 norteamericano. Tres aeroplanos de tres épocas de nuestra aviación (fuente: jaon.es)

Impresionante fotografía donde tres aviones históricos del Ejército del Aire sobrevuelan los cielos de Morón (Sevilla): Un CASA 2111 es flanqueado por un Hispano HA-220 SuperSaeta y un Northrop F-5 norteamericano. Tres aeroplanos de tres épocas de nuestra aviación (fuente: jaon.es)

Así, el pasado 17 de enero se inauguró la exposición “Alas para la Paz”, consistente en una exposición de cuadros pertenecientes al Ejército del Aire, algunas de gran valor, así como una exposición de fotografías históricas. Además, ayer, 20 de enero, comenzó un pequeño ciclo de conferencias que giran en torno a nuestra arma aérea. La primera de ellas, a la que he tenido el placer de asistir, ha sido impartida por el General de División D. José Javier Muñoz Castresana, Jefe del Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire (SHYCEA). Durante aproximadamente una hora, y con el título de “Anécdotas de la historia de la aviación española y cómo nos ocupamos de conservarla” ha abordado de forma concisa pero ilustrativa y amena, los hitos que han enmarcado este cuarto de siglo de nuestra aviación. Su bautismo de fuego en África como un arma moderna y definitiva, su madurez tecnológica en ambos bandos de nuestra Guerra Civil, su aislamiento en la autarquía, la ayuda americana y la transición a los reactores y la diversificación del material a partir de los años setenta. Han sido muchos los aviones, de diversas procedencias y variados usos los que hemos tenido la oportunidad de ver, con el añadido de que contado por un profesional que ostenta el récord de horas voladas a bordo de los Dasault Mirage III, es un plus inigualable.

Símbolo de la diversificación del material de vuelo tras la exclusiva ayuda americana, un revolucionario Mirage III (C.11) del Ejercito del Aire en vuelo (fuente: ejercitodelaire.mde.es)

Símbolo de la diversificación del material de vuelo tras la exclusiva ayuda americana, un revolucionario Mirage III (C.11) del Ejercito del Aire en vuelo (fuente: ejercitodelaire.mde.es)

No estaría por tanto, de más que, los que tengan oportunidad, hoy y mañana asistan a las dos conferencias restantes. La primera, titulada “La meteorología y la aviación en España“, e impartida por el conocido meteorólogo D. José Antonio Maldonado y la segunda, a cargo de D. Javier Ruiz de Ojeda, perteneciente a Airbus Military y titulada “La industria aeronáutica en Sevilla“.

En definitiva, un encomiable esfuerzo por parte de este Ejército del Aire, un gran desconocido por muchos y que, tras esa sugerente cara tecnológica, se esconde una sacrificada, profesional y capaz rama de nuestras Fuerzas Armadas, que sigue sirviendo, al igual que en estos setenta y cinco años anteriores, a la sociedad española, garantizando el patrimonio común de la paz.

Noticias relacionadas: